El Salvador: ARENA bloquea inversión en salud y en el agro

Por César Villalona

Los diputados y diputadas de ARENA tienen bloqueada la aprobación de un préstamo de 80 millones de dólares para salud y de un préstamo de 60 millones para el sector agropecuario. La diputada de ese partido, Milena Calderón, dijo que antes de hablar de los préstamos se debe elegir al Fiscal General de la República.

Al mezclar los dos temas, ARENA persigue un doble propósito: primero, que se elija un Fiscal de su partido que mantenga impune los hechos de corrupción de sus 20 años de gobierno, y segundo, frenar los préstamos e impedir que el actual gobierno mejore la salud, la producción y el empleo, para luego decir que el país anda mal por culpa del presidente Funes y del FMLN.

Es importante señalar que el gobierno pide préstamos porque el dinero que recauda no le alcanza para cubrir sus gastos e inversiones, y no le alcanza porque la mayoría de los grandes empresarios, que son de ARENA, evaden impuestos por 1,200 millones al año y se benefician de 26 leyes que les permiten no pagar impuestos por otros 1,200 millones. Si el gobierno lograra recaudar el 12% de los impuestos que esos empresarios evaden, obtendría 144 millones, o sea, todo el dinero que desea conseguir con los dos préstamos. Pero mientras los empresarios de ARENA le causan déficit al gobierno, los diputados del mismo partido le bloquean los préstamos. El ataque es doble y más que dañar al gobierno y al FMLN perjudica al pueblo.

El préstamo para salud se invertiría en el equipamiento de 30 hospitales y en la creación de una red de laboratorios y 16 unidades de emergencia dotadas de ambulancias. Alrededor de 2 millones 400 mil personas se beneficiarían de esas inversiones, que ARENA no hizo durante los 20 años que gobernó.

El préstamo para el agro ayudaría a reforzar el plan de agricultura familiar, que beneficia a 390,000 familias del campo. Dicho plan consiste en dotar de una base empresarial y encadenamientos productivos a pequeños y medianos productores dedicados a diez rubros: granos básicos, miel, acuicultura, frutas, ganadería, hortalizas, café, cacao, artesanías y turismo rural comunitario.

Durante los 20 años de ARENA se aplicaron medidas en contra de la pequeña producción campesina, como la reducción de aranceles a las importaciones, la supresión de los precios de garantía (cierre del IRA), la liberalización y encarecimiento de los insumos, entre otras. Como resultado de esas medidas, se redujo la producción de bienes agrícolas y cientos de miles de personas emigraron hacia el exterior y sostienen con sus remesas a las empresas importadoras de alimentos. Para el año 2009, El Salvador importaba el 90% de las hortalizas que consumía, el 77% del arroz, el 45% del maíz y el 30% del frijol.

Con el programa aplicado por el actual gobierno, la producción de maíz y frijol ha mejorado, pero todavía es muy grande la dependencia de importaciones, que solo beneficia a las empresas comerciales de Alfredo Cristiani y de otros empresarios de ARENA. Esos empresarios y su partido no quieren que la producción de alimentos mejore, para que sus negocios de importación sigan acumulando riquezas.

En otras palabras, ARENA se opone a que mejore la salud del pueblo y a que se eleve la producción agrícola, para tener banderas de ataque contra el gobierno y para que las empresas importadoras eleven sus millonarias ganancias. Por eso su rechazo a los préstamos. Este miércoles, 55 diputados hicieron un esfuerzo extraordinario para aprobar el préstamos de 80 millones para salud pública. De alguna manera, respondían a las demandas de médicos que asistieron a la plenaria para exigir a Arena sus votos. Los directores de los hospitales públicos, igualmente demandaron la inmediata aprobación del préstamo de salud.

De nada sirvió en esta ocasión. El capricho y el interés electorero de Arena impidió se aprobara un préstamo que sólo beneficiara a los sectores más desposeídos. La diputado Norma Guevara, Jefa de la fracción del FMLN expresó que su partido, sus 31 votos, están y estarán dispuestos a aprobar los 80 millones.

El diputado Roberto Angulo, de CN, y Lorena Peña del FMLN, solicitaron que el expediente del préstamo regresara a la Comisión de Hacienda. El colmo de Arena es que no dio sus votos ni siquiera para que continuara la discusión en la Comisión. Pese a ello si hubo los votos necesarios para el retorno. El tiempo se agota y la pregunta que quedó latente, es si entraran en razón los diputados areneros antes que se pierda este préstamo.

Anúncios