Comisiones Obreras de Catalunya: Contra el golpe

COMUNICADO DE CONDENA DEL GOLPE DE ESTADO PARLAMENTARIA EN PARAGUAY

Los acontecimientos de los últimos días em Paraguay, que han finalizado con el juicio político instaurado por el Congreso del país contra Fernando Lugo Méndez (Representante de Alianza Patriótica por el Cambio, que accedió al gobierno en 2008), constituye una maniobra de los sectores oligárquicos tradicionales, que han dominado el país a lo largo de décadas, para forzar la destitución del presidente de la República.

La excusa han sido los sucesos ocurridos en la comunidad de Curuguati. La situación de violencia que afecta al campo en Paraguay  tiene su origen en la histórica concentración de las tierras y la explotación de las trabajadoras y los trabajadores del campo. La falta de presencia del Estado y la expansión del negocio agrario, que pugna por disponer de las mejores tierras del país, cuenta con la connivencia de la clase política tradicional.

Los partidos tradicionales, que tienen el control de ambas cámaras del Congreso, han recurrido al juicio político, a pesar del desprestigio y el rechazo popular que esto les ocasiona, que se ha puesto de relieve las últimas semanas en gran parte de sectores sociales de la sociedad paraguaya que rechazan las prácticas corruptas. Este juicio ha sido ejecutado de forma arbitraria en tanto que no se ha otorgado el tiempo suficiente al Presidente Fernando Lugo Méndez para poder presentar su defensa, incurriendo así en graves vicios jurídicos y constitucionales que han desembocado en su destitución y en el nombramiento de un nuevo Presidente, Federico Franco, representante del Partido Liberal, no escogido por el pueblo de forma democrática.

Esto supone, tal y como ocurrió en Honduras, una nueva forma de instauración de dictaduras que vulneran la voluntad del pueblo, expresada de forma democrática y constitucional a través de la celebración de comicios electorales, y constata el riesgo que corre la democracia latinoamericana. Por eso el rechazo en el marco de la Unión de Naciones Suramericanes (UNASUR) ha sido inmediato, retirando algunos países como Argentina, Ecuador o Venezuela, sus embajadores y convocando una cumbre de urgencia para el próximo viernes. La Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas, CSA, ha hecho un llamamiento al sindicalismo internacional a expresar su solidaridad al pueblo de Paraguay.

Es por ello que desde CCOO de Cataluña condenamos el Golpe de Estado parlamentario ejecutado contra el Presidente Fernando Lugo, elegido de forma democrática de acuerdo con la Constitución Nacional del país, y hacemos extensivo a la ciudadanía catalana la llamada a solidarizarse con el pueblo paraguayo. En estos momentos queremos hacer llegar nuestra

preocupación y solidaridad a los trabajadores y trabajadoras del Paraguay y especialmente a nuestros socios de la organización GERMINAL, con la que hemos colaborado largamente en proyectos de cooperación. Desde CCOO de Cataluña expresamos nuestra más firme repulsa contra la vulneración de los principios democráticos y constitucionales fundamentales que a día de hoy amenaza al Paraguay.

Comisiones Obreras de Catalunya

26 de Junio de 2012

Anúncios