PORQUE SE DETIENE A UN SINDICALISTA KOSOVAR EN SERBIA

Hasan Abazi, presidente del sindicato del metal de Kosovo, ha sido detenido y encarcelado en Serbia, acusado de “espionaje”. El Ministro del Interior serbio, Ivica Dadic, dijo que la detención fue en represalia por la detención ayer de cuatro serbios en la noche del martes en Kosovo. Estas personas fueron detenidas por preparar elecciones de la comunidad serbia que vive en Kosovo para el próximo 6 de mayo. En esta fecha habrán elecciones locales, generales y presidenciales en Serbia, con lo que las elecciones en territorio de Kosovo eran una suerte de desafío político a la autoridad del gobierno kosovar de Pristhina.

Tenemos pues en los hechos una reedición de la idea nacionalista de la “gran Serbia”. Más allá de la opinión que se pueda tener sobre la utilidad o conveniencia de la detención de ciudadanos de cultura serbia en Kosovo por intentar organizar una elecciones de cariz secesionista, el problema se agrava con la detención de ciudadanos kosovares en Serbia “como represalia” por las primeras. Y además hecho en tono provocador por el representante del gobierno serbio: “si alguien quiere competir en detenciones, tenemos la respuesta”. Es decir, se toma a ciudadanos de otro Estado (aunque Serbia no lo reconozca, Kosovo es un Estado de derecho internacional) como “represalia” de algo que ocurre internamente dentro de él.

La clave está en las elecciones que se celebrarán el próximo 6 mayo en Serbia. Cuando el propio gobierno utiliza el clima de tensión para captar el voto nacionalista y el clima de enfrentamiento hacia un pueblo vecino, con lo que está alimentando ese nacionalismo y enfrentamiento. Es la manera en que Serbia ha desviado sus problemas sociales y económicos en las últimas dos décadas.

Pero además la represión se ceba en una persona que precisamente es reconocida luchadora por la paz y la buena armonía entre los pueblos serbio y kosovar, y de toda la región. Hasan Abazi llegó a presidente de su sindicato porque tuvo que sustituir a su anterior presidente y amigo, asesinado ante su hijo por bandas paramilitares serbias, en plena ocupación de Kosovo por el ejército serbio. Además Abazi era diputado elegido del Parlamento paralelo que funcionó durante muchos años y cuyo Presidente era Rugova, conocido por su pacifismo como el Ghandi de los Balcanes.

Hasan Abazi trabajó con sindicalistas serbios y mantuvo relación con el sindicato Nezavisnost, durante la guerra. Su lema, como el de la gran mayoría de líderes sindicalistas kosovares, era y es que todas las culturas deben convivir juntas. En reuniones recientes Abazi defendió la idea de establecer “un mercado común en la región de los Balcanes”, más allá de formar parte todos ellos en la Unión Europea. Porque consideraba que sólo con la buena vecindad, el comercio e incluso empresas en común, los trabajadores del conjunto de la región podían progresar, no aislándose y dándose la espalda.

Precisamente lo que han estado haciendo la mayoría de gobiernos de la región (ver artículo “Necesitamos un mercado común regional”).
Con esa detención el gobierno serbio da marcha atrás a los tímidos pasos dados para restablecer las buenas relaciones entre Serbia y Kosovo y genera un clima de confrontación nacionalista que será difícil de frenar. A finales de mayo debía de celebrarse la VII Conferencia de sindicalistas del metal e industria de los Balcanes en Serbia. Las autoridades habían aceptado incluso el listado de nombres de sindicalistas de Kosovo que debían participar y asegurado que no pondrían ningún problema a su entrada en Serbia.

A la hora que escribo este artículo Hasan Abazi ha sido trasladado de la comisaría del pueblo fronterizo por el que pasaba a Serbia, a una prisión de una ciudad cercana. Su hijo Haki Abazi se ha desplazado a Serbia pero ni siquiera él ha podido comunicarse con su padre. Es, por tanto, una situación de incomunicación. Abazi debía participar en la reunión de sindicalistas del metal e industria que se está celebrando en estos momentos en Zagreb, Croacia. Seguramente de esa reunión saldrá un comunicado. Los sindicatos de Serbia y Macedonia ya han emitido sendos comunicados que han enviado al gobierno serbio, exigiendo su inmediata liberación. Todas las personas sindicalistas, demócratas, progresistas, podrían también suscribir un comunicado similar que adoptaron los sindicalistas de Macedonia y que dice así (copie y pegué al comunicado abajo):

En nombre de permítanme expresar la desagradable sorpresa por la información de la detención del Sr. Hasan Abazi, el presidente de Sindikata Metalisteve te Kosoves, bajo la acusación de “espionaje”, actividad que va más allá de nuestra comprensión. Le pedimos que intervenga personalmente para su inmediata puesta en libertad sin cargos. También exigimos la retirada de las acusaciones presentadas contra el Sr. Hasan Abazi, en tiempos de un régimen pasado y no de la actualidad, por parte de un país que está a la espera de su entrada en la Unión Europea. Asociaciones sindicales europeas y mundiales sin duda están también desagradablemente sorprendidas por este tipo de ejercicio de la democracia. Esperamos que va a utilizar su influencia personal para aclarar las cuestiones y liberar inmediatamente a Hasan Abazi que estaba viajando para participar en una Conferencia internacional sindical en Zagreb.

Le saluda atentamente,

On behalf of let me express the unpleasant surprise by the information of the detention of Mr. Hasan Abazi, the president of Sindikata Metalisteve te Kosoves, under accusation of “spy” activity that are beyond comprehension. We ask you personally to intervene for his immediate release free of charges. We also demand the withdrawal of brought charges against Mr Hasan Abazi, which belong to some past times regimes and not to nowadays, in force in a country which is waiting its entrance at the European Union. European and Global union associations will certainly be also unpleasantly surprised by this kind of exercising democracy. Expecting that you will use your personal influence to clarify the matters and immediately release Mr Abazi who was on the way to international union meeting in Zagreb.
Yours sincerely,

La buena vecindad y armonía entre los pueblos es algo que interesa a todas las personas. Pero particularmente a la gente trabajadora y las mujeres, que son quienes más sufren las consecuencias de las guerras. No dejemos que la vieja herida de los Balcanes se reabra con ese tipo de actuaciones antidemocráticas e irresponsables, precisamente en medio de tiempos de la más grave recesión económica creada por la codicia de unos pocos. Pedimos vuestra compresión y acción para impedirlo. Una de las acciones puede ser enviar este comunicado a las direcciones de las autoridades serbias, copiando al mensaje arriba y pegando abajo.

 


Gracias

Alfons Bech
Responsable de cooperación con los sindicatos de los Balcanes por la Fundación Pau i Solidaritat de CCOO-Catalunya

Anúncios