Capturan a máxima autoridad indígena en desalojo violento

Comité de Unidad Campesina –CUC-

Nuevamente la comunidad indígena de Santa María Xalapán, del municipio de Jalapa, Jalapa, fue víctima de un desalojo violento, efectuado por la Policía Nacional Civil y el Ministerio Público.

En este hecho violento fueron destruidas viviendas y fue capturado Roberto González, máxima autoridad indígena, y Mercedes Pérez, líder campesino del lugar.

De acuerdo con líderes comunitarios, a Roberto González el MP lo acusa de usurpación agravada. Sin embargo, en palabras del propio González, él acudió al lugar porque las familias que estaban siendo desalojadas lo llamaron para que entablara un diálogo con la PNC y el MP para que no violaran los derechos humanos de las y los campesinos.

De esta cuenta, cientos de comunitarios se encuentran apostados a un costado de las cárceles de Jalapa exigiendo la libertad de sus máximas autoridades.

El Comité de Unidad Campesina condena enérgicamente estos hechos, y manifestamos a la opinión pública lo siguiente:
Que las tierras de Santa María Xalapán pertenecen histórica- y legítimamente a las familias Xincas de Santa María Xalapán.

Que los usurpadores e invasores son los terratenientes que se quieren apoderar con escrituras supletorias de las tierras que les pertenecen a estas familias.

Que las autoridades gubernamentales (PNC, MP y otros) están favoreciendo a los terratenientes y ricachones.

Que este acto violento es parte de la política de represión, persecución y criminalización de este gobierno a la lucha indígena y campesina en defensa de nuestros territorios y la recuperación de la Madre Tierra.

Exigimos la libertad de las autoridades indígenas de la comunidad de Santa María Xalapán y el reconocimiento de sus derechos históricos a la Madre Tierra.

Ante lo anteriormente expuesto exigimos:

Al ministerio de Gobernación y al Ministerio Público, que se abstenga de perseguir injustamente a los comunitarios que están defendiendo sus legítimos derechos.

A la Procuraduría de los Derechos humanos y a las organizaciones que velan por los mismos, que se apersonen a la comunidad de Santa María Xalapán para que no se violen los derechos de los comunitarios y se respete la vida de los mismos.

Al gobierno, que respete los derechos colectivos de los pueblos originarios Xincas establecidos en el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Carta sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de las Naciones Unidas y la Constitución Política de Guatemala.

Además exigimos a las instituciones de gobierno, relacionados con el tema agrario y la legalización de la tierra, que se ponga la atención debida a este caso y se respete el título de propiedad de estas tierras que posee la comunidad Xinca.

Por último, exigimos al ministerio de Gobernación, al Ministerio de Defensa y al presidente Otto Pérez Molina, a que deje de criminalizar y tildar de grupos criminales a las y los campesinos que defienden sus tierras.

¡No más desalojos, no más criminalización a los pueblos originarios!

¡Cabeza clara, corazón solidario y puño combativo de las y los trabajadores del campo!

Comité de Unidad Campesina –CUC- es Miembro activo da la Coordinación y Convergencia Nacional Maya Waqib´ Kej y la CLOC-Vía Campesina en Centroamérica.

Anúncios