El Tribunal Popular: El Estado brasileño en el banco de los acusados

Convoca:

A los movimientos populares, colectivos anticapitalistas, sindicatos, partidos,  colectivos culturales,  pueblos indígenas, comunidades quilombolas, grupos de luchas urbanas, movimientos de trabajadores y trabajadoras que luchan por la pose de tierra y a  todos y todas los luchadores y luchadoras sociales para la Construcción Del Tribunal Popular de la Tierra.

Histórico Del Tribunal Popular de la Tierra

Durante los días 4, 5, y 6 de diciembre de 2008 se realizo en São Paulo, en la  Facultad de Derecho Del Largo de São Francisco: El Tribunal Popular, El Estado brasileño en el banco de los acusados.

El Tribunal Popular  es una iniciativa que surge en 2008, con el aniversario de los  60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, momento en que una serie de entidades paso a discutir y reflexionar acerca de las constantes violaciones a los derechos humanos cometidos por el Estado brasileño,  reforzando su modelo opresor y al servicio del capital, afectando sistemáticamente  a las parcelas más pobres de la población brasileña y en particular a la población negra e indígena.

Desde mayo de 2008, una vasta red de entidades relacionadas a los derechos humanos, movimientos sociales, sindicatos, familiares de victimas de la violencia policial y gubernamental, militantes de diversos estados (São Paulo, Rio de Janeiro, Bahia, Minas Gerais), inconformados con las arbitrariedades y el exterminio del pueblo pobre, practicados en nombre del Estado democrático de Derecho brasileño,  articularon un conjunto de denuncias, incluyendo pruebas de los abusos cometidos, testigos, declaraciones, documentos, filmes, obras de  teatro y música.

A través de reuniones semanales y/o quincenales, a las que se fueron agregando paulatinamente entidades relacionadas a los derechos humanos, sindicatos y militantes, se fue diseñando y constituyeron posteriormente las cuatro sesiones de instrucción del Tribunal, en las que se realizaron diversas denuncias hacia el Estado brasileño.

La idea que forjo esta construcción fue la constatación de que el Estado democrático de Derecho que tenemos desde la Constitución de 1988, comete sistemáticamente graves violaciones a los derechos humanos.  Se trata de un Estado penal, que aplica prisiones preventivas y mantiene presas  a las personas sin  su debido juicio judicial; siendo afectadas en la mayoría de las ocasiones personas pobres y  trabajadores, que son incriminados o que apenas cometieron delitos pequeños contra el patrimonio de la burguesía.

Por otro lado, el rostro de este Estado Penal aplica crímenes con total indiferencia, a través de políticas higienistas,  y de seguridad social; la policía realiza acciones despiadadas en las áreas marcadas por el tráfico de drogas, matando a la población civil inocente, en su mayoría, jóvenes negros.  Existen también casos de prisiones indígenas, en donde la captura, secuestros o asesinato a los liderazgos comunitarios  son una constante para la vida de muchas comunidades indígenas, con la intención de arrebatar las tierras que por herencia histórica les pertenecen.   El Estado brasileño arbitrariamente uso, por ejemplo, los códigos procesales y penales para criminalizar las acciones de las comunidades indígenas que intentan retomar su territorio tradicional, derecho previamente  conquistado y garantido en la Constitución Federal de 1988.

Es el Estado el  primero en NO respetar las garantías previstas en su propia Ley de Ejecuciones Penales,  en grande parte por la omisión e inoperancia del Poder Judiciario, muchas veces actuando de forma deliberada.  A esto se le suma, un Estado que también tiene un rostro exterminador;  conforme el relataría preliminar de Philip Alston, relator de las Naciones Unidas para las ejecuciones sumarias y extrajudiciales, presentado a la ONU en mayo de 2008, los policías civiles y militares mataron en servicio y fuera de servicio, en muchas ocasiones prestando servicios extras a empresarios, latifundiários o en grupos de exterminio y milicias.  Pero hasta ahora ninguna investigación fue realizada, todo caso es clasificado de “resistencia, seguida de muerte” o “auto  resistencia”,  ya no es más novedad que los policías son preparados ideológica y técnicamente para matar.

Por otro lado, los movimientos populares y sindicales que se han organizado para construir la sistemática defensa de los derechos violentados ha sido gravemente punida, a través de represiones policiales directas, o por medio de arbitrarios procesos judiciales, que imponen pesadas multas y prohibiendo anticipadamente las acciones del movimiento como ocupaciones de terrenos, huelgas, actos públicos, restringiendo el libre derecho de organización sindical de los trabajadores.

La idea de realización del Tribunal Popular se enfoca en analizar profundamente y juzgar los crímenes institucionales emblemáticos, invirtiendo radicalmente la lógica unilateral; entre otros ejemplos, el Tribunal juzgo al  gobierno  estadounidense por la falta de atención a las victimación del Huracán Karina, en Nueva Orleáns(2007), y en el  “Tribunal Tiradentes”, que en 1983 juzgo los crímenes cometidos en nombre de la Ley de Seguridad Nacional, evento realizado en TUCA/Universidad Pontifica Católica en São Paulo, construyendo un Tribunal de carácter crítico, formativo, articulador y mobilizador.

Las cuatro Sesiones de Instrucción de Acusación al Estado brasileño en ese año denunciaron y debatieron las siguientes problemáticas sociales:

  1.  1era. Sesión de Instrucción: Violencia Estatal sobre pretexto de seguridad pública en comunidades urbanas pobres: entre otros, el caso del Complejo del Alemán en Rio de Janeiro, momento en que la policía militar y civil realizo una serie de acciones masivas, con el respaldo de las políticas de seguridad, matando indiscriminadamente jóvenes y familias en la favela y sus alrededores.

2da. Sesión de Instrucción: Violencia Estatal en el sistema de cárcel: La situación del sistema carcelario y las ejecuciones sumarias de la juventud negra pobre en el estado de Bahia.

3ra. Sesión de Instrucción: Violencia Estatal contra la juventud pobre, en su mayoría negra: los crímenes de mayo de 2006 en São Paulo y el histórico genocida de ejecuciones sumarias, el sistema de cárcel  Paulista, la violencia institucional y la muerte de jóvenes en la Fundación Casa (Reformatorio juvenil que ha sido constantemente denunciada por causa de malos tratos y torturas).

4ta. Sesión de Instrucción: Violencia Estatal contra movimientos sociales y la criminalización de la lucha sindical, por la tierra y por el medio ambiente.

En su sesión final de acusaciones y defensa, fue realizada la petición por parte de los acusadores a la pena máxima para el Estado Capitalista Opresor,  que fue acatada por los jurados y proferida por la jueza, que todavía alego que, para el cumplimiento de la pena seria necesaria la movilización permanente de los grupos y movimientos que allí estaban defendiendo para el pedido de la acusación.

A través de la elaboración de relatarías de las sesiones del Tribunal Popular, fue tomada la decisión de la necesidad de la permanente movilización del Tribunal Popular, que paso a recibir denuncias y a organizar acciones concretas de lucha, evidenciando las agresiones practicadas por el Estado brasileño.

El Tribunal Popular de la Tierra

“Por donde pase, plante una cerca espinada,

Coseche la quemada.

Por donde pase, plante la muerte matada.

Por  donde pase, mate la tribu callada,

El campo destruido,

La tierra esperada…

Por donde pase, tengo todo en ley, yo plante la nada.”

 

Pedro Casaldáliga

A lo largo de esos dos años, el Tribunal Popular,  ha venido consolidándose como importante espacio de articulación de los diversos grupos que luchan contra la perversa lógica opresora del capital que viene criminalizando, encarcelando, y exterminando a la clase trabajadora empobrecida.

Para el año 2011, el Tribunal Popular de la Tierra se organizo para discutir la situación de las poblaciones en el campo y en la ciudad, en la perspectiva de discutir la Tierra y la Territorialidad, momento en que discutieron el aumento de las opresiones en el campo en consecuencia al modelo neodesarrollismo,  que ha provocado enorme opresión y desplazamiento de los diversos grupos en que su vida gira en torno al campo (indígenas, quilombolas, comunidades tradicionales de pescadores, luchadores por la reforma agraria).

Y para discutir también, en función de los megaeventos (Campeonato Mundial de Fútbol y Olimpiadas), que tienen como propósito la reorganización de las ciudades con la intención de que ellas se adecuen a los intereses  económicos en detrimento de los intereses de la población de forma general, las acciones que removieron grandes contingentes de trabajadores que vivían en las áreas de interés inmobiliario y turístico.

La propuesta del Tribunal de la Tierra, tiene como objetivo, crear espacios de identificación de las violaciones que han venido aconteciendo en este último periodo, evidenciando las violaciones ocurridas en los grupos y comunidades específicos, estimulando el rompimiento de la visión fragmentando de la opresión, creando una red de solidaridad en las diversas luchas existentes contra las opresiones.

Para iniciar este proceso, estamos sugiriendo en principio la discusión de tres ejes temáticos:

1. Los Pueblos de la Tierra – Agronegocio

“Malditas sean

Todas las cercas!

Malditas todas las

propiedades privadas 

que nos privan

de vivir y amar”

 

Extraído del poema Tierra Nuestra, Libertad

Don Pedro  Casaldáliga,

El agronegocio presentado como un sector de actividad económica que se diferencia de otros sectores por presentar a  la tierra como un factor de producción esencial, pero que sigue el mismo discurso y acciones de los sectores de actividad económica capitalista, pues posee la contradicción esencial entre la producción social y la acumulación privada.

El resultado de su movimiento puede ser resumido en algunos fenómenos:

Concentración de la riqueza social producida en el campo y la concentración de la tierra; las nuevas tecnologías de ganancia de  productividad y eficiencia poseen un fuerte impacto ambiental, además de crear una fuerte dependencia de las zonas del mundo productoras agrícolas con baja composición tecnológica en relación a los centros del mundo que innovan constantemente sus tecnologías e insumos químicos (transgénicos, fertilizantes, correctivos, etc.), máquinas y equipos agrícolas.

Otro factor que debe ser considerado por el alto consumo de agroquímicos son las contaminaciones de las aguas subterráneas y superficiales, condenando la biodiversidad de las regiones afectadas.

Reducción de la intensidad del trabajo en el campo, el resultado de esta ecuación  es el aumento en los niveles de desempleo en las regiones de producción de agronegocio co-existiendo con prácticas criminosas de trabajo esclavo.

La concurrencia internacional y la presión del mercado externo obligan a las empresas agrícolas a ocupar nuevas áreas de acumulación de capital en las regiones agrícolas, afectando biomas que pertenecen a las comunidades y pueblos de la tierra o biomas que son áreas de reserva ambiental (impacto social y ambiental).

Debemos recordar que el agro negocio también posee diversos impactos en las zonas urbanas: por medio de presiones demográficas,  presión inflacionaria en la canasta básica o por devaluación del patrón fitosanitario del alimento consumido en los centros urbanos.  Las primeras victimas del movimiento del agronegocio son los pueblos de la tierra: los trabajadores rurales, los pueblos indígenas (pueblos originarios), los quilombolas o personas que viven en la floresta.  En suma, una gama diversificada de pueblos que viven de la tierra y son afectados por el movimiento del capital en las regiones de la producción agrícola o de extracción de productos de la tierra.  El movimiento del capital posee un funesto impacto ambiental con consecuencias globales: reservas forestales devastadas para pasto o para el monocultivo; el mercado de carbono, por ejemplo, produce verdaderos desiertos de eucalipto (alterando de manera predatoria los recursos hídricos de la región); el padrón de consumo energético determinando construcciones de plantas de producción de energía en reservas ambientales (hidroeléctricas, térmicas, etc.), El Tribunal Popular de la Tierra debe trabajar la contradicción entre los pueblos de la tierra y el agronegocio, de intereses antagónicamente irreconciliables cuyo futuro social y ambiental del planeta esta en juego.

2. La Acumulación del Capital y la Funcionalidad de la  Ciudad

“La existencia de la ciudad implica inmediatamente la necesidad de administración, seguridad, recaudación de  impuestos, etc., resumiendo, la necesidad de organización comunitaria, partiendo de la política en general.  Es decir que aparece en primer lugar la división de la población en dos grandes clases, división que reposa directamente en la división del trabajo y en los instrumentos de producción”  La ciudad es el resultado de concentración de la población, de los instrumentos de producción, del capital, de los placeres y la necesidades” (La Ideología Alemana, Marx y Engels, p. 62).

La formación de la ciudad se presenta como el inicio de la existencia del Capital independiente, de la propiedad agraria, teniendo por base tres elementos: la propiedad, el trabajo y  los intercambios.  Las ciudades fueron formadas por “verdaderas asociaciones” motivadas por la defensa de los intereses inmediatos de la producción y la acumulación del capital, un complejo volcado hacía la defensa de la propiedad, la ampliación de los medios de producción, y la ampliación de producción y apropiación privada de la riqueza social producida.

Debemos observar que entre 1940 a 1980 la población brasileña paso de predominantemente rural para predominantemente urbana, o sea, repensar el desempeño agrario brasileño pasa a modificar el sistema político y económico brasileño, más que una cuestión urbana es la garantía del cambio directo en la vida de millones de hombres y mujeres históricamente olvidados.  Este movimiento socio-territorial (uno de los más rápidos e intensos del mundo) y banalizado por ser un desenvolvimiento urbano que priva a la parcela pobre de la ciudad a tener acceso a los aparatos y beneficios de la ciudad.  Las periferias de las ciudades de Brasil son castigas por el rápido crecimiento, por el precario abastecimiento de energía eléctrica, por el escaso acceso al saneamiento básico, agua, drenajes, etc.

Además de excluyente, este modelo es extremamente concentrador,    económicamente y demográficamente: observamos por ejemplo, que 50.1 %  del Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil esta concentrado en 1.2% de las ciudades de Brasil, o sea 66 municipios de 5,564 municipios de Brasil, según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, para el año de 2007. En cuanto que aproximadamente 50% de la población brasileña esta localizada en apenas 190 municipios, o sea, apenas 3.4% de las ciudades de Brasil concentran la mitad de la población de Brasil.

Las cualidades urbanas están restrictas a las “áreas del mercado”, los locales de negocio y consumo de una minoría.  Es extremamente notorio que estas “áreas de mercado” son reglamentadas por un vasto y complejo sistema de normas, de leyes y contratos; y la condición sine  qua non para ingresar en la “Disneylandia” de la ciudad y la propiedad legalmente registrada.

Algunas cuestiones fortalecen este sistema perverso de ciudad y deben ser consideradas en una administración que apunte para la necesidad de superar los marcos de forma social del valor  que se valoriza:

– La demarcación inmobiliaria (sistema de legislación urbanística y ambiental), la constitución de una nueva demarcación que establezca el fuerte compromiso con la ocupación del suelo de manera ambientalmente sustentable y socialmente justa.

– La superación de un sistema de créditos burocráticos y fuera del alcance  de la población pobre de la ciudad.

– Los asentamientos humanos precarios, es algo presente en todas las regiones, normalmente estos poseen marcas semejantes, entre las que podemos destacar: a) las familias que viven en estas regiones poseen un salario bajo e insuficiente para cubrir los costos de vivienda; b) falta de recursos técnicos y ausencia del poder estatal para garantir condiciones mínimas de vivienda, y cuando el Estado no se encuentra ausente los recursos son escasos, pero la violencia institucional y la represión contra la población pobre se torna la marca más presente del poder estatal; c) el espacio ocupado y la tierra bloqueada por la legislación ambiental y urbanística para el mercado inmobiliario.  Así, se inicia la producción de la ciudad fuera de los marcos legales de la ciudad, creando una ciudad regular y una ciudad irregular, y aún más brutal, la reproducción de la desigualdad en la construcción de la ciudad.  La contradicción capital – trabajo, se registra en la forma de la ciudad.  De la  división social del trabajo nacen las graves desigualdades regionales: económicas y demográficas.

Como si no bastaran  los desequilibrios regionales, existen fuertes contradicciones internas en los grandes centros urbanos concentrados de contingentes poblacionales y de riqueza.  La concentración de oportunidades en un fragmento de la ciudad, y por ejemplo, una grande contradicción, la periferia de la ciudad esta cada vez más distante de las oportunidades.  Esta forma de contradicción interna, entre centro y periferia, impone también una lógica ambiental predatoria.  Ya sea para el desplazamiento del contingente poblacional y de la riqueza  o por la forma de ocupación del suelo.  El Tribunal Popular de la Tierra deberá discutir la tierra y la territorialidad en el espacio urbano, el papel de la especulación inmobiliaria, zonas industriales o zonas de nueva economía determinando un diseño urbanístico que sea funcional con el padrón de acumulación del capital dominante en una determinada región geográfica, este modelo condena a un vasto sector de la población  a las más diversas adversidades: desastres ambientales, falta de servicios básicos de servicios básicos o a la violencia.

3. Disputa de la  Tierra y la  Territorialidad

“En la lucha de clases, todas las armas son buenas, piedras, noches y poemas.” Leminski

La definición occidental de Estado democrática es aquel en que exista el ejercicio pleno de elecciones libres y directas, la libertad de pensamiento y el pleno Estado de derecho.  Se debe ejercitar la trascendencia y superar la forma  democrática  en el campo jurídico y político institucional, pensando  el Estado democrático también en el campo económico.

El acceso a tierra, a las riquezas naturales, a los bienes y servicios producidos por un país deben entrar en la ecuación que “mide” el nivel de democracia y de respeto a los derechos humanos.   Una democracia sólida, inevitablemente, poseerá una riqueza democratizada. Se debe pensar en una ecuación que agregue cuestiones como el acceso al poder político y, al mismo tiempo, de cuenta de la relación sobre la riqueza producida, de su distribución y del acceso a la tierra y las territorialidades del espacio urbano.

La división social del trabajo produce un hombre partido entre poseedores de capital y poseedores de la fuerza de trabajo.  El Estado “democrático”, sobre los principios liberales, surgió como la expresión de intereses irreconciliables entre los poseedores del capital – señores de la ganancia- y  aquellos que reciben el salario, trabajadores libres del medio de producción.  Los núcleos dominantes intentan amortecer este conflicto distributivo, esta incesante lucha de clases por medio de mecanismos jurídicos de la democracia liberal.  Entretanto, el Estado “democrático” transformo la voluntad general, apuntada por Rousseau, en voluntad específica del capital.

Brasil es la única democracia moderna que no ha pasado por un proceso de reestructuración agraria, más de 500 años de profunda contradicción en el diseño estructural de la propiedad privada, el alto desenvolvimiento tecnológico conviviendo con  la pobreza del trabajador del campo, y regiones de la ciudad portadoras de todas las virtudes del espacio urbano coexistiendo con espacios de pobreza (zonas de no consumo de la mercancía).  Esto sin considerar el papel antinacional de agronegocio, pues transforma nuestra económica en un frágil rehén de la dinámica de acumulación del resto del mundo.

La disputa de tierra,  de la territorialidad  y la disputa de la concepción del modelo económico y del modelo de la ciudad, son hombres y mujeres disputando la forma de ser del campo y de la ciudad.  Estas luchas se presentan con ocupaciones de los sin-tierra y sin-techo; a partir de la resistencia a los procesos elitistas e higienistas de “revitalización del centro”; las resistencias  indígenas y comunidades originarias y las diversas resistencias en los espacios urbanos.  El Tribunal Popular de la Tierra visibilizará y debatirá  principalmente el proceso de criminalización de los actores que luchan  por la tierra y por la territorialidad, por espacios amplios, plurales,  y democráticos en el campo y en la ciudad.

CASOS QUE SERAN PRESENTADOS

1- Caso Pinheirinho – Desalojo y Militarización

2- Caso Guarani Kaiowá – Disputa de la  Tierra

3- Caso Fortaleza – Reestructuración de la ciudad por causa de la  Copa Mundial

4- Caso Iaras – Acción de Ocupación de Cultrale

5- Caso Curitiba – La Concepción Capitalista de la Ciudad Modelo

6- Caso Belo Monte – Megaproyetos

7- Caso militantes amenazados de muerte

ORGANIZAÇÃO DEL TRIBUNAL POPULAR DE LA  TIERRA

Están invitados a participar de la organización del Tribunal Popular de la Tierra, todos los grupos que estén actuando en la lucha contra las opresiones, desde la perspectiva de la superación del estado capitalista.

Invitamos a los compañeros y compañeras que están realizando frentes contra el estado capitalista, a organizar sesiones locales del Tribunal Popular de la Tierra.

Los estados pueden organizar sus articulaciones locales, construyendo metodologías propias, e incluyendo temas que no estén contemplados en este documento y que se encuentren dentro de la temática de la Tierra y la territorialidad.

Para facilitar en la tomada de conocimiento de las violaciones existentes, solicitamos un relato resumido de las violaciones existentes, para que podamos divulgar en nuestro site y blog.

Los resultados de los debates, solicitamos sean encaminados para promoved la amplia divulgación en todos los medios de comunicación que podamos acceder y para verificar la posibilidad de realizar la denuncia a nivel internacional.

La organización de actividades deberá ocurrir hasta finales de octubre, pues posibilitará la divulgación de los resultados de las actividades, antes de la realización de la actividad final, así como facilitará que los Estados se organicen para enviar representantes para la actividad final.

La actividad final, ocurrirá del 20 al 22 de abril de 2012 en São Paulo, en el Sacolon de las Artes, ubicado en la calle Candido José Xavier, 577- Parque Santo Antonio -Zona Sur de São Paulo-Brasil.

El Tribunal Popular está criando las condiciones para que los participantes de la actividad final, tengan garantizado el hospedaje.

El transporte de los representantes del estado para São Paulo, quedará sobre la responsabilidad de los participantes invitados, que formaran su caja propia, resultado de ella articulación local con las organizaciones existentes.

A los colectivos, militantes, y países que concuerden con la propuesta del Tribunal Popular de la Tierra, les orientamos a enviar informaciones sobre la organización y contactos sobre los responsables  para acompañar la construcción de las actividades y tareas, circulando las informaciones a nivel nacional, para perfeccionar el nivel de articulación, organización y divulgación de las actividades e informaciones.

Dudas o sugestiones son bienvenidas,

Contacto del Tribunal Popular: tribunalpopular2010@gmail.com

Pienso que nos cegamos, pienso que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven.  J. Saramago

Anúncios